¿Qué es la tecnología Li-Fi y cómo funciona?

El Li-Fi es un nuevo tipo de conexión inalámbrica que utiliza fuentes de luz en lugar de ondas de radio para transmitir datos y es ¡100 veces más rápida que el Wi-Fi!. La red Wi-Fi, ha sido la tecnología que desde su implementación a principios del siglo pasado se ha convertido en el oxígeno que nos permite sobrevivir en un mundo interconectado, pero podría ser superado pronto. Mientras que su uso no desaparecerá, al menos por ahora, será desplazado en favor del desarrollo tecnológico, que pronto presentará un nuevo sistema de conexión: Li-Fi.

 

¿Y qué es la tecnología Li-Fi? Es un nuevo tipo de conexión inalámbrica que utiliza fuentes de luz en lugar de ondas de radio para transmitir datos, de ahí su nombre: Light Fidelity, en lugar de Wireless Fidelity. Por lo tanto, las bombillas LED en nuestro hogar y oficina funcionarán como rúters simplemente colocando un modulador.

 

 

  

Tecnología Li-Fi vs tecnología Wi-Fi 

La tecnología Li-Fi supone una gran mejora en comparación con el Wi-Fi en todos los niveles. Para empezar, ¡la velocidad de transmisión es hasta 100 veces más rápida! La investigación llevada a cabo por varios centros de investigación tecnológica, como el reconocido Instituto Alemán Fraunhofer o el Instituto de Física Técnica de Shanghai, ya está trabajando con tasas de transferencia de 1 Gbps (gigabit por segundo) y los estudios indican que podría alcanzar una velocidad de 10 Gbps. Es decir, multiplica por mil la velocidad actual de Wi-Fi.

 

 

 

Sostenibilidad: menor coste y mayor eficiencia

Sus ventajas no están solo en la velocidad. Se estima que en un futuro cercano podremos transmitir datos a través de la energía solar, lo que facilitará el acceso a personas sin Internet y con recursos de electricidad limitados. El funcionamiento de la tecnología Li-Fi ahorrará costes en los hogares y, sobre todo, en los lugares de trabajo. Podría funcionar sin dispositivos electrónicos como rúters, módems, repetidores, amplificadores de onda y antenas.

Estos dispositivos, que actualmente están conectados a la red eléctrica las 24 horas del día, los 7 días de la semana, dejarían de consumir electricidad y su función sería reemplazada por una bombilla LED, que en la mayoría de los casos ya está encendida durante el horario de trabajo, por lo tanto, no significaría un coste extra.

 

  

 

 

Seguridad contra ataques

Al ser necesario estar en contacto directo con el emisor de haz de luz LED, se refuerza la seguridad informática. Solo los dispositivos iluminados por la misma bombilla pueden interconectarse entre sí, eliminando ataques o intentos de entrada no autorizados desde dispositivos fuera de nuestro espectro de luz.

Una solución brillante, más segura, más rápida y eficiente para optimizar nuestra conexión con el mundo; ¿Crees que el Li-Fi puede ser el principio del fin del WiFi?

 

 

Artículo traducido de www.activesustainability.com

Categoría: Noticias

Escriba su comentario