Garantía de aparatos eléctricos

Electrodomésticos

 

¿Te ha dejado de funcionar el móvil y no sabes si está en garantía? O quizás se te acaba de estropear la lavadora y no sabes a quién reclamar. No te preocupes, ¡este es tu post!

 

Para entender la ley de garantías de electrodomésticos, primero hay que diferenciar entre garantía legal y garantía comercial.

 

¿Qué son la garantía legal y la garantía comercial?

La garantía legal se refiere a la obligación que tiene el vendedor o fabricante de un aparato electrónico de asegurarte que durante un tiempo determinado el aparato mantenga su buen estado y funcionamiento. Mientras dure la garantía legal, estarás protegido por la ley frente al mal funcionamiento de un aparato por defecto de fabricación.

Sin embargo, la garantía comercial es una opción que ofrecen algunos establecimientos aumentando el plazo de garantía, de uno a cinco años. Esta garantía no tiene por qué ser gratuita y siempre deberá existir un documento escrito que deje constancia de la existencia de ésta.

 

 

¿Cuánto dura la garantía legal de mi electrodoméstico?

Si se trata de un producto nuevo, el vendedor tendrá que responder ante los defectos del aparato durante 2 años desde la fecha que aparezca en la factura de compra.

Si el producto es de segunda mano, tendrás que pactar con el vendedor un plazo de garantía de como mínimo un año desde la fecha de entrega.

 

 

¿Qué derechos me da la garantía legal?

Esta garantía obligatoria te da el derecho a devolución, reparación, reducción del precio o sustitución del aparato.

 

 

¿A quién reclamo?

Será el vendedor el responsable de responder ante la reclamación. Pero en el caso de que no puedas ponerte en contacto con el vendedor, podrás reclamar al fabricante, productor o importador del electrodoméstico en España.

 

 

¿Quién tiene que demostrar el defecto de un electrodoméstico?

Durante los 6 primeros meses se presume que el defecto del producto es de fabricación. Pasados los 6 primeros meses, la ley dicta que tendrá que ser el consumidor el que demuestre que el defecto es de fábrica y que no se trata de un mal uso. Si te encuentras en esta situación, puedes acudir a un taller de reparación y solicitar un dictamen pericial.

 

 

 ¿Qué garantía tiene un aparato reparado o sustituido?

Mientras el aparato electrónico está siendo reparado, los plazos de garantía quedan suspendidos hasta que se entregue el producto. En caso de reparación, dispondrás de un nuevo plazo de seis meses desde que se te haga entrega del producto reparado.

En caso de sustitución, se activará el plazo restante que quedara por cumplirse.

 

 

Consejos sobre garantías de un producto:

  • Conserva el ticket, factura de compra o el albarán de entrega para poder presentar la reclamación en caso de disconformidad con el producto.
  • Lee bien las condiciones del contrato y de uso del aparato.
  • Intenta comprar en establecimientos que permitan la devolución del producto o del dinero.
  • Solicita siempre la documentación correspondiente a la empresa vendedora si envías a reparar o sustituir tu producto defectuoso.
  • Si realizas compras por Internet, preferiblemente hazlo en establecimientos con sede en España o en la Unión Europea.
  • En cuanto al embalaje o envoltorio de los productos, la ley no dice nada al respecto, por tanto, no es obligatorio tenerlo. Aunque en este punto te recomendamos consultar las condiciones del vendedor.

 

Esperamos que nuestras respuestas te hayan servido para entender mejor tus derechos como consumidor y sobre los tipos de garantías de aparatos electrónicos en España.

Categoría: Noticias

Escriba su comentario